Share
Animales, seres sintientes.

Animales, seres sintientes.

Nuestras mascotas.

La energía o Qi de la vivienda afecta de la misma manera a los animales que a las personas. Deberemos observar a nuestros animales, un cambio de comportamiento o si el animal enferma, puede ser consecuencia de que la camita de nuestra mascota, no esté ubicada en un buen lugar de la casa.

Las geopatías en el subsuelo como son las vetas de agua y la contaminación electromagnética, producto de antenas, aparatos eléctricos y demás, pueden ser fuente de malestar y enfermedades y ambas son fácilmente localizables, en segundo lugar, pero no menos importante, tenemos el Qi que impregna la casa y que puede perjudicar un determinado lugar, para bien o para mal.

Curiosamente los gatos, que siempre eligen dónde dormir, buscan las zonas afectadas geopáticamente y se sitúan sobre ellas, “sintonizan” con estos lugares, los perros instintivamente se alejan de éstas zonas, salvo que por apego a sus dueños o por ubicación de su cama, duerman en un sitio inadecuado y terminen perjudicándose.

Si veis que vuestra mascota enferma de forma constante o se muestra alterada, hiperactiva, agresiva, etc… probar a trasladar radicalmente la ubicación del animal de sitio y observar si la situación mejora. Quizás el problema es un mal emplazamiento de la cama o la jaula.