Share
Quemar incienso para purificar el ambiente.

Quemar incienso para purificar el ambiente.

Existen diferente métodos para limpiar un espacio de energía negativa. Uno de los más utilizados consiste en la limpieza con inciensos y agua y amoniaco.

Quemar simultáneamente 3 varitas de incienso con las puertas y ventanas cerradas, empezaremos desde un punto de la casa (una puerta o ventana) y nos desplazamos en sentido contrario a las agujas del reloj, pasando las varitas de incienso por todas las esquinas y rincones del hogar y de arriba abajo, terminaremos el recorrido en el mismo punto donde empezamos, deberemos dejar consumir el resto de varillas en el centro de la casa y pasado un tiempo ventilar.

Fregar el suelo con amoníaco perfumado y agua caliente, empezando  desde la zona más interior del hogar en dirección al exterior. Tirar el agua fuera de casa si es posible, en alguna alcantarilla.

Toda práctica de este tipo debe ir acompañada de atención plena y visualización. La visualización es imaginar que toda energía  negativa se va del lugar. Hay personas que lo acompañan de mantras o rezos y a la vez que pasan el incienso, utilizan minerales como puntas de cuarzo, incluso hacen sonar campanas o cuencos.

Debería realizar estas limpiezas especialmente en los hogares o locales que han tenido anteriores ocupantes o cuando se pase por un periodo difícil.